¡Hola a tod@s! Por fin he podido elaborar esta receta de crepes (estaba ansiosa por probarlas) y he de decir que estaba mucho más rica de lo que esperaba (me las comí en un santiamén).

Con esta receta que os traigo hoy participo en el Sorteo 100 seguidores-Mi pequeña creperia que está organizando el blog Escuciplando. Es hasta el 15 de octubre, así que, aún estais a tiempo de participar.

Nos propone elaborar una crepe dulce o salada, y ésta ha sido mi elección: Crepes de carne gratinados.

INGREDIENTES 

Crepes:

– 250 gr. de harina

– 2 huevos

– 1 cucharada sopera de aceite

– 1 cucharada sopera de ron o coñac

– 1 pellizco de sal

– 1 cucharada (de las de café) de azúcar

– 1 vaso (de los de agua) mitad leche y mitad agua

Relleno:

– 100 gr de carne (yo le he puesto pollo pero puede ser con vacuno, cerdo…)

– 80 gr. de jamón de york

– 50 gr de parmesano

– Salsa bechamel

– Zumo de 1 limón

– 2 cucharadas de queso emmental rallado

– Sal

– Pimienta

Salsa bechamel:

–  1 cucharada sopera de harina

– 30 gr de mantequilla

– 1 cucharada sopera de aceite

– 2 vasos de leche

– Un poco de nuez moscada

– Sal

PREPARACIÓN

Para empezar  mezclamos los ingredientes de las crepes en una batidora y dejamos reposar la masa durante 30 minutos.

Mientras, hacemos la bechamel y el relleno. Para la bechamel ponemos en una sartén grande  la mantequilla a derretir con el aceite. Una vez que se haya derretido, añadimos la harina, le damos vueltas con una cuchara de madera y vamos añadiendo poco a poco la leche fría sin dejar de dar vueltas para que no se formen grumos.

Cuando hayamos incorporado toda la leche se deja que de algún hervor (fuego medio-alto) de 5 a 8 minutos hasta que espese. Le añadimos la sal y la nuez moscada.

Para el relleno de las crepes cortamos la carne en trocitos y la pasamos por la sartén. Después cortamos el jamón y el queso parmesano en daditos pequeños.

Mezclamos el pollo, el queso y el jamón en un bol con la bechamel caliente. Añadimos una pizca de pimienta y el zumo de limón.

Ahora vamos a hacer las crepes. Ponemos a calentar una sartén pequeña con un chorrito de aceite y vertimos un poco de masa. En cuanto se vea cuajada se le da la vuelta con una rasera.

Una vez que tengamos todas las crepes, las rellenamos con la preparación, las enrollamos y las colocamos en una fuente refractaria.

Las pincelamos con un poco de mantequilla, espolvorearlas con el emmental rallado y las gratinamos en el horno a 220º.

Finalmente, las ponemos en un plato ¡y a comer!

A mí me sobraron cuatro crepes que me tomé luego para merendar con chocolate caliente y nata. Y si no os sobran, siempre podéis preparar la Delicia de chocolate blanco que os propusimos ayer, y así,  tenéis un menú completo y  perfecto.

¡Disfrutadlo!

Mil abrazos

BEA

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

You have Successfully Subscribed!