Por fín llego el viernes…tenéis pensado hacer algo este fin de semana????
Hoy os quiero dejar con una receta muy especial, nosé si os habréis fijado en el nombre,  pero seguro que más de uno está buscando los huevos, verdad???? 😀
Ésta receta tiene solera…la preparaba mi bisabuela, muy a menudo, ya que era uno de los platos preferidos de su infancia. Era madrileña, y de pequeña iba con mis tatarabuelos a un restaurante situado en la Calle Princesa, dónde siempre pedían este magnífico plato..tanto le gustaba, que al final, teminaron haciendolo e en casa y claro..cuando vino a Murcia, con 18 añitos que se casó con mi bisabuelo se trajo su querida receta.  Y de ahí, el nombre de los huevos..por la C/ Princesa.
Por suerte, puede disfrutar de ella durante muchos años de mi niñez y juventud, ya que aunque lo de bisabuela suene antiguo, dos de las mías murieron hace relativamente poco (2000 y 2004) y aunque ya de mayor,  ella no los preparaba, mi madre, a la que tambien le encantaban alguna vez los hizo en casa.
Pero pocas veces, ya que aunque parezca una receta super fácil, tiene su aquel, y es super dificil que salgan perfectos. Y bueno, perfectos no me salieron, pero yo estoy super contenta con el resultado para ser la primera vez que los hacía…
Y es la receta que elegido para presentar al concurso de Elena, nuestra amiga bloguera del blog Cuatro Especias, que está celebrando su I Concurso  hasta el 15 de Octubre. Si aún no conocéis su blog (que lo dudo) estais tartando en hacerlo, porque a parte de una gran cocinera es una gran persona.
INGREDIENTES  (Según el número de comensales)

– 1 Panecillo por persona; Se usan redondos, de los que por dentro son tipo viena y por fuera más durito, para que aguanten al freirlos. Y porque deben tener ese sabor del pan de viena . Yo los compré en la panadería de El Corte Inglés.
– 2 huevos por persona 
– Un puñado de piñones
-Un buen puñado de tacos de jamón serranos
– Aceite de Oliva Virgen extra Hojiblanca

ELABORACION
Cogemos los panecillos, y les quitamos la parte de arriba, a modo de corona, pero no muy grande.

A continuación, les vamos quitando toda la miga de dentro y poniendola en un bol.  ( Ésta miga, la podremos usar huevo para la mojar en la yema 😀  )
Dejamos los panecillos vacios de miga, pero llevad cuidado no vayais a romperlos. Y los reservamos.
Ahora, vamos a separar las claras de las yemas, de todos los huevos. Yo usé un separador como véis en la foto, que está genial. Como hemos dicho, serán 2 huevos por cada comensal.  Pondremos las claras en un bol…
….y 2 yemas dentro de cada panecillo. Y los reservamos.

Cogemos el bol con las claras, y las montamos a punto de nieve. Yo las puse en un molde metálico y las batí con la batidora de varillas, primero a velocidad minima, y luego aumentandola progresivamente hasta que adquieran la consistencia deseada. Tienen que quedar bien consistentes, como el merengue.  Si al darle la vuelta al bol y ponerlo boca abajo no se caen, estrán listas.

Cogemos los panecillos, y con ayuda de una cuchara vamos rellenandolos con las claras montadas. Tenéis que introducirlas bien, para que lleguen a todos los huecos, y teniendo cuidado de que no se rompan las yemas. Tiene que quedar con mucho relleno como véis, bien colmada y con copete, porque luego al freirlos bajara un poco.
Por último, ponemos entre las claras, un puñado de trozos de jamón y piñones, y ponemos en una darten con aceite para freirlos.
Aquí llega el paso más dificil de todos…para que laas clatas y las yemas queden bien hechas, debemos ir incorporando el aceite de la sarten por encima de los bollos con ayuda de una rasera, pero con cuidado, porque se nos pueden quemar por abajo…es muy frecuente, ya que hay que tener el punto justo del aceite para que no se quemen.
Y cuandolos piñones y el jamón estén doraditos y  las claras, empiecen a tener un color amarillento, tendremos listos nuestros huevos princesita!

Y aquí podéis ver a la auténtica princesita,… mi bisabuela Encarnación…

Y por supuesto, el corte tan espectacular que tiene….como véis, a mi se me tostaron un poquito, pero ya os he dicho que es super dificil que salgan perfectos…quitándo eso, os puedo asegurar que la combinación de sabores y texturas es increible…partir el pan con el cuchillo y ver salir la yema del huevo…no tiene precio!! 😀    (Uno de ellos  hice la yema más dura, porque a mi comensal le gustan así)

  
  
Que os ha parecido???   Os apetecen unos huevos princesita????
Un besote y feliz Findeee
TeRe //

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

You have Successfully Subscribed!