Espero que todos hayáis pasado un fin de semana estupendo, lleno de alegría, familia, amigos y mucha comida!jeje
 Hoy os traigo ésta Jalea de membrillo, que os prometí poner cuando hice El Dulce de Membrillo…una receta sencilla y de aprovechamiento.
INGREDIENTES
– membrillo
– azúcar
– el zumo de un limón
ELABORACIÓN
Se lavan bien los membrillos y se ponen a cocer cubiertos de agua. Cuando están tiernos, se retiran las pieles y los corazones. Con la pulpa se hace la carne de membrillo y para hacer la jalea se utilizan las pieles y los corazones y el líquido que suelten los membrillos.
Se vuelven a poner al fuego pieles y corazones en el mismo agua hasta que reduce y luego se filtra bien el líquido, para dejarlo libre de impurezas.
Para un litro de líquido se necesitan 800 g de azúcar y el zumo de un limón. Se pone a cocer a fuego vivo para que se consuma pronto el agua, moviendo con una cuchara de madera.
Para saber el punto adecuado hay que levantar la cuchara: si el almíbar cae rápido es que necesita seguir hirviendo. Cuando está en su punto la cuchara se queda napada y a la jalea le cuesta desprenderse y cae despacio en forma de gotas alargadas.
Si se quiere que quede transparente, se filtra por una gasa. Yo no lo he hecho,  directamente la he guardado en un tarro.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

You have Successfully Subscribed!