No sé a vosotros pero a mi me encanta hacer postres con la fruta de temporada. Tenemos tanta variedad y tan ricas que es un lujazo. Ésta la prepare la semana pasada, tenia las ciruelas ya maduritas y decían solas comeme. 

INGREDIENTES
– 100gr de azúcar
– 200ml de leche
– 1 vaina de vainilla
– 3 huevos grandes
– 100gr de harina de trigo
– 2cdas. de mantequilla derretida
– 600gr de ciruelas maduras, deshuesadas y partidas por la mitad. Yo usé ésta variedad más pequeña que están super dulces, pero podéis hacerlo con la variedad que mas os guste.
– azucar glas para espolvorearla
– un poco de mantequilla para engrasar el molde
ELABORACIÓN
Precalentamos el horno a 180ºC.

Engrasamos el molde que vayamos a usar con un poco de mantequilla, para que luego la masa no se quede pegada. La receta es para un molde de 30 cm, pero yo la hice en dos más pequeños, por eso salió más finita.

Calentamos en una olla la leche, la nata y las semillas de vainilla junto con la vaina. Cuando veamos que hierva, apartamos del fuego, retiraimos la vaina, y dejamos reposar 15 minutos, para que temple.

En un bol mezclamos la harina con el azucar. Vamos añadiendo los huevos uno a uno sin dejar de remover. Incorporamos la leche infusionada y la mantequilla derretida y mezclamos hasta integrar.

Colocamos las mitades de las ciruelas en el molde, con el hueco hacia arriba y poco a poco vamos añadiendo la mezcla por encima.

horneamos entre 30-40 minutos, debe quedar por fuera doradita y que se cuaje bien lo de dentro. Si lo hacemos en moldes más pequeños, en 25-30 minutos estará.

Dejamos que temple y servimos espolvoreada con azúcar glas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

You have Successfully Subscribed!