Hoy os traigo otro plato típico de la gastronomía Murciana: el Pastel Cierva, una receta que apareció a finales del S. XIX en la costa del Mar Menor de Murcia.
Se dice, que el jefe de cocina de un buque ruso que fondeó en el Mar Menor, le dio la receta a un pastelero local. Éste pastelero, lo ofreció como plato en una comida en la que estaba el político Juan de la Cierva y Peñafiel. Le gusto tanto, que manifestó su deseo de que llevase su nombre.
INGREDIENTES

Medio pollo cocido y deshuesado (yo le puse contramuslos), un vasito del caldo de cocer el pollo, 2 huevos duros, 250 gr. de manteca de cerdo o Mantequilla(yo le puse mantequilla), 1 huevo, 250 gr. de azúcar, la ralladura de un limón, 425 gr. de harina (aproximadamente, 2 cdas de maizena


ELABORACIÓN



Cocemos el pollo en agua con sal hasta que quede en su punto. Apartamos, y cuando esté frío lo triturarlo en la picadora. Cocemos también los huevos, unos 10 minutos y reservamos.  Normalmente, éstos pasos los  hago la noche antes, ya que el relleno debe estar frío a la hora de montar el pastel.
Batimos en un cuenco la manteca/mantequilla con el azúcar hasta que quede cremosa, añadimos el huevo y la ralladura de limón y seguimos batiendo. Por último, vamos  añadiendo la harina junto con la maizena y mezclando hasta obtener una masa compacta que no se pegue a las manos. Puede quedar un poco quebradiza, pero es normal. Entonces, hacemos una bola con la masa, la envolvemos en papel film y la guardamos en el frigorífico durante una media hora.

Pasado este tiempo, precalentamos el horno a 180ºC y estiramos la masa entre dos hojas de papel de horno. Cortamos unos círculos algo más grandes de el tamaño del molde (podemos hacerlo en moldes individuales o uno grande) y la colocamos con cuidado en el molde, como veréis la masa es muy frágil, si se quiebra, la unimos con los dedos y no pasa nada.

Por ultimo, rellenamos con el pollo primero, ponemos el vaso del caldo de la cocción para que no quede seco y encima trozos de huevo duro bien repartidos, tapamos con el otro círculo de masa y recortamos el sobrante.

Pintamos la superficie del pastel con huevo batido y horneamos durante una hora aproximadamente, hasta que esté bien dorado. Debemos esperar a que se enfríe antes de desmoldarlo, ya que al ser una masa tan frágil se nos puede romper.

Como veis sólo viendo el corte invita a probarlo y la combinación dulce de la masa con el relleno salado, a mi me parece una auténtica delicia.

Para que no tengáis ninguna duda al hacerlo, he grabado el paso a paso en video en mi canal de Yotube, espero que os guste.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

You have Successfully Subscribed!