En verano apetece comer fruta fría y variada. Comer alimentos nada pesados que nos ayuden a hacer mejor la digestión y este Granizado de Sandía, es perfecto para tomar después de las comidas o entre horas, a media mañana o merienda.

Sólo necesitaremos un ingrediente, la sandía. Cortaremos tanta como queramos. Con una tajada normal, da mas o menos para un vaso. Pondremos en trozos y trituraremos con ayuda de una batidora. Ponemos el zumo en vasos de cristal y metemos al congelador dos o tres horas. En ese tiempo, no se congelará del todo, pero si quedará con una textura granizada. Servimos con una hojita de menta o hierbabuena y a disfrutar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

You have Successfully Subscribed!