Los que me seguís sabéis que me encanta elaborar pan, pero hasta hace muy poquito no había metido las manos en la masa. Y una de las culturas que mas me gustan en materia de panes es la Oriental, en este caso el Pan Challah o Jaláh, es judío. Cómo sabéis por su religión no pueden usar muchos ingredientes juntos, y ésta es una de ellas. En la masa lleva aceite de oliva y huevos, a diferencia de lo que estaríamos acostumbrados con la mantequilla del brioche. El Challah es un pan trenzado que consume en muchas de las festividades judías.

INGREDIENTES para una trenza grande o dos pequeñas
_________________________________________________________________________________

  • 500gr harina de fuerza 
  • 50gr azúcar
  • 2 yemas
  • 1 huevo
  • 38 gr aceite vegetal, yo usé de oliva
  • 10gr sal
  • 160gr agua
  • 5,5gr levadura de panadería, un sobre
Decorado. Las 2 claras sobrantes de los huevos de la elaboración y semillas de sésamo o amapola.

Ponemos todos los ingredientes juntos en el bowl del robot de cocina y trabajamos durante 3 minutos a velocidad mínima. Pasados esos minutos iniciales, subimos a velocidad media y amasamos 5-6 minutos más, para que quede trabajada. Obtendremos una masa durita, muy manejable y nada pegajosa.  Untamos un poco de aceite en otro bowl, ponemos la masa dentro tapada con papel film y lo dejamos reposar durante unos 30 minutos, hasta que veamos que ha doblado su volumen. 

Desgasificamos con las manos la bola, ponemos en la superficie de trabajo y la dividimos en 6 porciones iguales. Trabajamos un poco para darle forma alargada, como veis en la foto, y dejamos reposar 5-10 minutos. Pasado ese segundo reposo, estiramos las 6 porciones de masa, alargandolas como cilindros. Deben quedar lo más homogéneas posibles. Y ahora tendremos que darle la forma de trenza. Para mí, el paso más complicado, y en el que falle. Podéis hacer una trenza de 3, que se realiza como una trenza del pelo, o de 6, como ésta. Y dejaremos reposar con la forma hecha durante otros 30-40 minutos, ya listo para hornear.

Debemos juntar todas las puntas por un extremo y empezar a realizar la trenza, separando bien todos los cilindros. Seguí los pasos perfectos de mi amiga y blogguera Carmen, la receta es de su blog Pues toma 2 tazas, dónde explica a la perfección cómo hacerlo, y hasta que yo no lo haga perfecto, podéis ver su paso a paso que es increíble. 

Horneamos el pan en horno precalentado a 170ºC durante unos 30-40 minutos. Antes de introducirlo, lo pintamos con la clara que ha sobrado de los huevos de la elaboración y las semillas de sésamo o amapola. El resultado es un pan muy parecido al brioche, con un punto salado, esponjoso y delicioso como podéis ver en la foto. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

You have Successfully Subscribed!