El ragú es una elaboración muy tradicional de la cocina italiana. Normalmente es con carne picada, verduras y tomate. Se puede tomar con la pasta, en canelones o lasaña que queda buenísima. 
Hace unas semanas vimos un documental en casa del cocinero de Módena Massimo Bottura, chef y propietario del restaurante Osteria Francescana, un restaurante de vanguardia con tres estrellas michelin. Bottura es el impulsor de un proyecto en Milan donde cada día dan a comer a muchas personas en un comedor social y ha tenido tanta repercusión que tienen previsto abrir más en diferentes localidades del país. En el documental van a cocinar diferentes chef al comedor, todos cocineros de vanguardia y tienen que elaborar recetas en que el ingrediente principal es pan duro.
Sorprenden lo que son capaces de elaborar con un ingrediente tan humilde.  

El chef Ferran Adria se lleva la palma elaborando un ragú en que la base era pan duro, recopilando todos alimentos que habían en la cocina para el guiso. 
Con esto queremos decir que cualquier ingrediente vale para elaborar un ragú, porque no elaborar uno solo de verdura. Quedo delicioso y no echamos de menos la carne de la receta tradicional.

Ingredientes (para dos personas):

Para el ragú:
-300 gr berenjena cortada en dados de 1 centímetro
-150 gr seta shitake cortada en tiras finas
-50 gr tomate frito
-200 gr vino tinto
-Orégano seco
-Romero fresco
-20 gr aceite de oliva virgen extra
-20 gr queso parmesano rallado
-Sal y pimienta

Para la pasta:
-200 gr gramos de espaguetis de centeno
-El ragú
-Sal 

En una olla con el aceite de oliva virgen extra rehogaremos muy bien la berenjena y las setas shitake hasta que queden muy cocidas, añadiremos entonces el tomate frito, el orégano y el romero y lo rehogaremos de nuevo hasta que pierda el sabor a tomate. Condimentaremos con la sal y la pimienta al gusto y añadiremos el vino tinto y lo dejaremos cocer lentamente 15 minutos más hasta que quede muy compotado. Añadiremos fuera del fuego el queso parmesano y lo mezclaremos bien.
Procederemos entonces a cocer  la pasta de centeno según indique el fabricante con mucho cuidado porque no tiene tanta elasticidad como la normal.
Serviremos la pasta en el plato y lo bañaremos bien con el ragú bien caliente. Ya solo queda añadirle más parmesano si queremos y disfrutar con una copa de vino.  

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

You have Successfully Subscribed!