COMO HACER CRACKERS DE QUINOA Y SEMILLAS SIN GLUTEN Y SIN LÁCTOSA. UNA APERITIVO FÁCIL Y DELICIOSO PARA COMPARTIR EN CASA.

 

Los crackers o galletas son snacks dulces o salados que utilizamos para acompañar nuestros aperitivos o snacks como pueden ser quesos, chacinas o cremas. En cuanto a los dulces se suelen tomar solos tal cual o acompañando chocolates por ejemplo quedan deliciosos.

 

En casa los solemos elaborar de muchas clases, combinando harinas, semillas y cereales diferentes. También podemos darle un punto aromático diferente añadiendo hierbas secas o queso. Son ideales para acompañar nuestros platos y podemos adaptarlos como más nos guste.

 

Ultimamente estamos experimentando con diferentes harinas para conseguir el cracker más crujiente posible y que mejor aguante la humedad. Los hemos probado con harina de garbanzo y que muy buenos por el sabor potente de la harina de garbanzo y añadiéndole romero conseguimos un cracker ideal para acompañar quesos o hummus.

 

Esta receta la elaboramos casi de casualidad, estábamos preparando pizza con la receta de base de quinoa y nos sobro un poco de masa que no sabíamos que hacer con ella, decidimos estirarla muy fina y añadirle una serie de semillas y aromáticos para darle un sabor diferente. La horneamos a una temperatura más baja que la receta de la pizza y el resultado fue increíble. Queda super crujiente y fino, además guardado en un tapper nos aguante perfecto tres días sin problemas. No hace mucho en otra entrada os hable de esta elaboración con quinoa, os dijimos que poco a poco os iríamos descubriendo más recetas para hacer, ya que es muy versátil. Además esta receta no contiene ni gluten ni lactosa, espero que os guste!!

 

 

INGREDIENTES

 

-Para la masa:

 

150 gr quinoa
45 gr agua mineral
5 gr sal
2 gr pimienta negra
20 gr aceite de oliva virgen extra

 

-Condimentos:

 

Pipas de calabaza

Semillas de sésamo, lino y cáñamo

 

Quinoa suflada

Orégano seco

 

Primero lavaremos la quinoa en abundante agua. Pondremos a hidratar la quinoa con agua caliente unas tres horas. Normalmente la cantidad de agua es el doble del peso de quinoa. Lo tapamos con un paño y lo dejamos el tiempo indicado anteriormente. Transcurridas las tres horas escurriremos el agua de la quinoa y la dispondremos en el vaso triturador con el resto de ingredientes de la masa. Triturar unos segundo hasta obtener una pasta de aspecto tosco.

 

Pintar con aceite el papel sulfurizado donde vamos a extender la pasta de quinoa dejándola bien fina y sobre ella iremos incorporando todas la semillas y aromáticos. Lo hornearemos a 170 grados entre 12 a 15 minutos hasta que quede muy crujiente. Cuando se atempere retirar del papel sulfurizado y romper en trozos grandes. Guardarlos en un tapper hermético para que se conserven sin que cojan humedad.

 

Sigue nuestras novedades diarias en nuestra cuenta de instagram ¡Te esperamos!

 

GuardarGuardar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

You have Successfully Subscribed!