OS PRESENTAMOS ESTA RECETA DE TIRAMISÚ SALUDABLE. CON POQUITOS CAMBIOS CONSEGUIMOS QUE NUESTRA RECETA SE CONVIERTA EN UN POSTRE DELICIOSO Y SANO!!

 

El tiramisú es uno de los postres más internacionales, lo podemos encontrar en cualquier parte del mundo. Sus ingredientes, muy asequibles, los podemos encontrar casi en cualquier lugar y son muy económicos. Esa es la grandeza de la cocina italiana, grandes recetas con productos muy humildes.

 

La receta se compone de una crema de queso mascarpone a la que le agregamos azúcar y huevo. Se monta sobre una base de bizcocho saboyardi o de soletilla que son los que conocemos en España. Se empapan con café y si queremos le añadimos una gota de licor de café o el que más nos guste.

 

En el Blog y Canal de Youtube tenemos varias recetas de tiramisú, pinchando en los enlaces encontrareis las recetas. En este caso hemos querido preparar una versión un poco más saludable. Hemos sustituido el queso mascarpone por un queso fresco desgrasado. También hemos eliminado los huevos y hemos bajado considerablemente la cantidad de azúcar. O utilizar algún sirope natural si nos apetece.

 

Lo podéis preparar en una bandeja grande o individual como hemos decidido nosotros, ya que teníamos una cena en casa. Le da un aspecto más especial, aunque la rusticidad de prepararlo a lo grande le da un encanto especial.

 

Ingredientes (para 6 personas):

 

*Para la crema de queso:

 

-600 gr de requesón si sal

-5 cucharadas de panela/azúcar de caña, coco o su alternativa en edulcorante

-2 cucharadas de esencia de vainilla líquida

 

*Para la base de bizcocho:

 

-3 o 4 bizcochos de soletilla (por ración)

-2 tazas de café

-1 cucharada sopera de licor tipo Brandy

-Cacao en polvo desgrasado para la decoración

 

Batir el requesón con el azúcar o edulcorante y la esencia de vainilla líquida. Obtendremos una crema lisa y brillante. Seguiremos con el baño de los bizcochos de soletilla, mezclaremos el café con el licor Brandy. Introduciremos los bizcochos de soletilla hasta que queden bien empapados.

 

Con estos dos pasos tendremos listo nuestro postre, tan solo queda montarlo. En este caso, nosotros quisimos hacerlo individual, darle un aspecto más especial. Lo montaremos por capas. Primero una capa de dos dedos de bizcochos empapados de soletilla, seguiremos por otra de crema de queso saludable. Volvemos a poner otra capa de bizcocho de soletilla de la misma altura y por último otra capa de crema de queso justo hasta el borde del vaso. Los taparemos y los dejaremos en la nevera al menos una hora para que coja cuerpo la crema. Para decorar espolvorearemos cacao desgrasado, que le acabará de dar el aspecto del tiramisú tradicional.

 

Sigue nuestras novedades diarias en nuestra cuenta de instagram ¡Te esperamos!

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

You have Successfully Subscribed!