Escriba su búsqueda

CALDO DE HUESOS, EL CALDO CASERO QUE TRIUNFA EN INSTAGRAM

CALDO DE HUESOS, EL CALDO CASERO QUE TRIUNFA EN INSTAGRAM


 

 

CALDO DE HUESOS. EL CALDO DE MODA EN INSTAGRAM

Parece que cuando las modas aprietan no existe otra cosa. En instagram está súper de moda lo que se conoce como el Caldo de huesos, que no es más que el caldo de pollo y verduras, que toda la vida nuestras abuelas y madres han hecho en casa.

 

 

Hoy quiero dejaros mi receta del caldo de huesos, el caldo casero que me enseñaron y que cada invierno hago para tener recursos de confort  para llevarme a la boca. Lo hago unas dos-tres veces al mes. Siempre en cantidad para congelar y no tener que estar cada día manchando la cocina.

 

 

Es una receta perfecta para las preparaciones semanales o batch cooking. Es recomendable que os hagáis con una buena cazuela, bien grande que os quepan al menos  dos o tres litros de caldo. Si es más, mucho mejor. Si no, podéis hacerlo más concentrado como me pasa a mí, y luego ir alargándolo un poco con agua.

 

 

La receta la puedes versionar a tu gusto. Es recomendable que se uses ingredientes que lleven mucho colágeno, como las carcasas de pollo u otras aves, y huesos de animales como la vaca y el cerdo. Ya que la parte buena de este caldo de huesos, es que es muy beneficioso para la salud.   Es rico en glicina, colágeno y glutamina, que nos ayudan a reparar daños en las paredes intestinales provocados por la permeabilidad y también problemas de autoinmundad (hipotiroidismo, celiaquía, EII, EM…). El caldo de huesos es un alimento tradicional que está presente en todas las culturas del mundo.

 

 

Os voy a dejar una serie de recomendaciones a la hora de elaborarlo para que os quede perfecto:
  • Si queremos que tenga mucha gelatina, será bueno que uséis las articulaciones, como la rodilla o las colas (rabos), los muslos y las costillas.
  • Podéis elaborar el caldo sólo con los cortes de carne  o añadirles también verduras. Por ejemplo, podéis usar cebolla, apio, zanahoria, patata, puerro, boniato. Incluso añadir alguna planta aromática  o raíz (cúrcuma o jengibre).
  • Para los que como yo, tenéis alguna intolerancia, en este caso fructosa/sorbitol, os recomiendo que si usáis verduras, no sean las que más fructosa contengan, es decir, evitar usar la cebolla o el ajo. Yo siempre le pongo apio, zanahoria y alguna patata o boniato.
  • Para cocinarlo, lo mejor es hacerlo de forma lenta, en una olla normal o si tenéis, las ollas lentas que están ahora muy de moda (tipo crockpot).

 

 

 

INGREDIENTES

costilla de ternera

rodilla de ternera

Espinazo de ternera

cola (rabo) de ternera o toro

un muslo o jamoncito de pollo

Apio

Patata o boniato

Zanahoria

Agua

 

Lavar muy bien tanto las verduras como todos los cortes de carne que vamos a usar en el caldo. Debajo del grifo con agua fría para retirar las primeras impurezas que puedan tener. Colocar en nuestra olla convencional u olla lenta, las verduras, los cortes y cubrir con abundante agua, hasta lo que nos permita la olla.

 

Para la cocción, lo mejor es que sea lenta, en olla convencional debes dejar el caldo que se cocine al menos durante tres horas. En el proceso, te recomiendo que vayas eliminando la espuma blanca que sale a la superficie cuando el agua empieza a hervir. Esta espuma es la impureza de carne y verduras, que va saliendo a la superficie durante todo el tiempo. Cuanta más seamos capaces de eliminar, mucho mejor.

 

Pasado el tiempo de cocción, te recomiendo que dejes que el caldo se enfríe dentro de la olla. Verás, que se queda compacto y se forma una capa blanca en la superficie. Será la capa de grasa que ha salido de todos los cortes.  A mí personalmente me gusta retirarla, ya que es el exceso de grasa que no beneficia para nada a nuestra salud, pero será elección tuya que la elimines o no. Una vez que la retires, verás que debajo aparece el caldo, que al estar frío, será una gelatina. Aquí verás, que el caldo ha salido bien.

 

Para guardarlo, lo mejor es que lo vuelvas a poner al fuego. Una vez caliente, estará liquido y será más fácil de colar. Hay que separar por un lado el caldo y por otra los cortes de carne y la verdura. Aquí también sería opción tuya, si empleas la carne y las verduras en otras elaboraciones o dedices tirarlas a la basura. yo soy partidaria de no tirar nada, y siempre suelo usarlas para ponerlas en el caldo a modo de sopa, incluso para tomar en ensaladas o hervidos.

 

El caldo, lo paso por el colador, para que no tenga ninguna impureza y lo guardo en recipientes aptos para el congelador, de diferentes tamaños. Así puedo ir sacando de forma individual para otras elaboraciones.

 

Suelo tomarlo a modo de consume, sólo. En sopas, con verduras y cereales o pasta. O como base para elaborar paellas y guisos.

 

Un Comentario

  1. Teresa Vivancos
    Ene 16, 2019

    Buenos días. Viene genial que compartas recetas asi, que son super practicas y no todo el mundo sabe hacerlas. Tambien me gusta saber otras versiones diferentes a la propia. Gracias!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies