CALDO DE HUESOS, EL CALDO CASERO QUE TRIUNFA EN INSTAGRAM

15/01/2019 1 Comentario Las María Cocinillas
Mari Cocinillas - CALDO DE HUESOS, EL CALDO CASERO QUE TRIUNFA EN INSTAGRAM

 

 

CALDO DE HUESOS. EL CALDO DE MODA EN INSTAGRAM

Parece que cuando las modas aprietan no existe otra cosa. En instagram está súper de moda lo que se conoce como el Caldo de huesos, que no es más que el caldo de pollo y verduras, que toda la vida nuestras abuelas y madres han hecho en casa.

Hoy quiero dejaros mi receta del caldo de huesos, el caldo casero que me enseñaron y que cada invierno hago para tener recursos de confort  para llevarme a la boca. Lo hago unas dos-tres veces al mes. Siempre en cantidad para congelar y no tener que estar cada día manchando la cocina.

Es una receta perfecta para las preparaciones semanales o batch cooking. Es recomendable que os hagáis con una buena cazuela, bien grande que os quepan al menos  dos o tres litros de caldo. Si es más, mucho mejor. Si no, podéis hacerlo más concentrado como me pasa a mí, y luego ir alargándolo un poco con agua.

La receta la puedes versionar a tu gusto. Es recomendable que se uses ingredientes que lleven mucho colágeno, como las carcasas de pollo u otras aves, y huesos de animales como la vaca y el cerdo. Ya que la parte buena de este caldo de huesos, es que es muy beneficioso para la salud.   Es rico en glicina, colágeno y glutamina, que nos ayudan a reparar daños en las paredes intestinales provocados por la permeabilidad y también problemas de autoinmundad (hipotiroidismo, celiaquía, EII, EM…).

El caldo de huesos es un alimento tradicional que está presente en todas las culturas del mundo. Y a aparte de mis trucos y recomendaciones escritas para que os quede perfecto, os he grabado también la receta en vídeo para que no os quede ninguna duda al hacerlo:

Os voy a dejar una serie de recomendaciones a la hora de elaborarlo para que os quede perfecto:
  • Si queremos que tenga mucha gelatina, será bueno que uséis las articulaciones, como la rodilla o las colas (rabos), los muslos y las costillas.
  • Podéis elaborar el caldo sólo con los cortes de carne  o añadirles también verduras. Por ejemplo, podéis usar cebolla, apio, zanahoria, patata, puerro, boniato. Incluso añadir alguna planta aromática  o raíz (cúrcuma o jengibre).
  • Para los que como yo, tenéis alguna intolerancia, en este caso fructosa/sorbitol, os recomiendo que si usáis verduras, no sean las que más fructosa contengan, es decir, evitar usar la cebolla o el ajo. Yo siempre le pongo apio, zanahoria y alguna patata o boniato.
  • Para cocinarlo, lo mejor es hacerlo de forma lenta, en una olla normal o si tenéis, las ollas lentas que están ahora muy de moda (tipo crockpot).

 

 

 

INGREDIENTES PARA 3 LITROS DE AGUA MINERAL:

1 k huesos de ternera (rodilla, espinazo o jarrete)

500 g carne (Morcillo, aguja, costilla o muslo de pollo)

1 patata

1 zanahoria

1 rama de apio

3 l Agua mineral

1 cda sal

ELABORACIÓN DEL CALDO DE HUESOS:

  1. Lava los huesos y la carne en agua fría en abundante agua fría para eliminar las posibles impurezas y restos de sangre de que puedan contener. Lava muy bien las verduras y pélalas, no es necesario que las cortes.
  2. Pon todos los ingredientes en la olla, cubre con el agua mineral y añade la sal. Llévalo a hervor y déjalo cocer a fuego lento durante 3 horas. Es muy importante durante la cocción ir retirando las impurezas que se forman en la parte de arriba del caldo.
  3. Cuela el caldo en un recipiente como el que ves en la imagen y déjalo enfriar al menos 12 horas antes de consumir. Transcurridas las 12 horas retira la grasa que se forma en la superficie del caldo, así obtendrás un caldo lleno de sabor y sin nada de grasa.
  4. Un buen caldo de huesos es el que cuando está refrigerado tiene la textura de una gelatina, es el indicador de que hemos realizado correctamente el caldo.

A mí me gusta dividirlo en varios tuppers aptos para congelar y poder tomarlo a diario sin la preocupación que se vaya a estropear. Suelo tomarlo a modo de consume, sólo. En sopas, con verduras y cereales o pasta. O como base para elaborar paellas y guisos.

ELABORACIÓN DEL CALDO DE HUESOS EN OLLA LENTA O CROCKPOT:

  1. Lava los huesos y la carne en agua fría en abundante agua fría para eliminar las posibles impurezas y restos de sangre de que puedan contener. Lava muy bien las verduras y pélalas, no es necesario que las cortes.
  2. Pon todos los ingredientes en la olla lenta, cubre con el agua mineral y añade la sal. Pon en baja temperatura o posición 1 durante 20 horas. Es muy importante retirar todas las impurezas que suben a la superficie durante la cocción.
  3. Cuela el caldo en un recipiente como el que ves en la imagen y déjalo enfriar al menos 12 horas antes de consumir. Transcurridas las 12 horas retira la grasa que se forma en la superficie del caldo, así obtendrás un caldo lleno de sabor y sin nada de grasa.
  4. Un buen caldo de huesos es el que cuando está refrigerado tiene la textura de una gelatina, es el indicador de que hemos realizado correctamente el caldo.

 

¿Te ha gustado? Compártelo

ESCRITO POR Las María Cocinillas

Me llamo Tere y soy de Murcia (tierra famosa por sus verduras). Cuando me fui a estudiar a la Universidad empecé a cocinar por una mera cuestión de supervivencia. Hoy, desde la comunidad Las Marías Cocinillas, me gusta combinar y cocinar los alimentos transformándolos en platos con los que disfrutar en familia.

¿Qué te ha parecido esta receta?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 Comentario en CALDO DE HUESOS, EL CALDO CASERO QUE TRIUNFA EN INSTAGRAM

  1. Teresa Vivancos
    16 de enero de 2019 a las 06:14

    Buenos días. Viene genial que compartas recetas asi, que son super practicas y no todo el mundo sabe hacerlas. Tambien me gusta saber otras versiones diferentes a la propia. Gracias!

INSTAGRAM
Síguenos para descubrir cada día recetas nuevas y sitios increíbles.
Ir arriba